Pilates es un sistema de entrenamiento que adaptado al área de rehabilitación nos permite el desarrollo de flexibilidad y fuerza muscular. Al detener el acortamiento y las tensiones de los músculos, facilita el alargamiento de las estructuras miotendinosas hasta lograr la reincorporación de movimientos más suaves y conscientes, que conlleven a un aumento de fuerza muscular , una facilitación en la flexibilidad y una corrección postural.

Dentro de los objetivos del Pilates es lograr la alineación corporal correcta, el tono muscular adecuado, la estabilidad de las articulaciones y el control motor que generé engramas cerebrales correctos que finalmente lleven al individuo a tener un equilibrio corporal y un ahorro articular, disminuyendo así los daños en los diferentes tejidos humanos.
Los movimientos, acciones y ejercicios se realizan con total armonía y sincronía con la respiración, por ende es indispensable tener la mente en total consciencia de las acciones que se ejecutan.
Los protocolos de rehabilitación basados en Pilates, se inician por lograr el control de la musculatura del piso pélvico y el transverso abdominal, y desde este punto contribuir a la estabilidad, alineación, fortalecimiento y control de los demás segmentos corporales.
En base a la repetición estos ejercicios se van volviendo más naturales y se empiezan a incorporar dentro de las actividades diarias al punto de volverlas rutinas que generaran hábitos reales en tu vida.

Beneficios

  • Aporta vitalidad y fuerza.
  • Mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de los movimientos.
  • Figura más estilizada.
  • Corrección de hábitos posturales perjudiciales y reducción de los dolores de espalda.
  • Mejor autoconocimiento del cuerpo.
  • Prevención y rehabilitación de lesiones musculares.
  • Mejoras en los sistemas sanguíneo y linfático.
  • Reducción del nivel de estrés y de las tensiones a través del control de la respiración y de la concentración.